31 Marzo 2015
El primer día de la Solar Race ha sido intenso, y como se podía esperar ha pasado un poco de todo. Tras el briefing matinal de todos los días, el equipo se ha puesto a trabajar con el fin de adecuar los nuevos paneles solares proporcionados por el nuevo patrocinador y adecuar el sistema eléctrico y mecánico para pasar las pruebas técnicas y de seguridad, requisito indispensable para salir a pista durante las jornadas de entrenamientos y la propia carrera que empieza mañana viernes tras la comida.
 
En esta ocasión no ha habido ninguna pega importante con nuestro prototipo, salvo que ha sido necesario cambiar los conectores para conectar los watímetros de los jueces, que son los dispositivos que miden el consumo de energía por parte del coche y la generación de energía por parte de las placas solares. También se nos ha recomendado incluir unas cantoneras en las esquinas de las placas, aspecto ya previsto, por lo que todo el material estaba disponible en el box. También ha habido que pasar la rampa, una prueba aparentemente fácil, pero que en muchos prototipos surgen problemas, dado que el frenado se intenta reducir al mínimo para evitar rozamientos En nuestro caso ha sido pasado sin problemas. En este vídeo podéis ver cómo hemos pasado la prueba de los frenos.
 
Tras la comida, se ha procedido a comprobar por parte de los jueces de estos aspectos y posteriormente, tras ponernos el cinturón hemos salido a pista. En una tanda de prueba de igual duración y velocidad de la prevista, el coche se ha comportado aceptablemente bien. Cada tanda dura unos 35 minutos. A nivel mecánico la nueva dirección permite una mayor velocidad, por lo que ahora prácticamente no es necesario frenar en las pendientes ya que el coche se mantiene estable a máxima velocidad incluso en curvas muy cerradas. Aspecto que en otros vehículos parece no estar tan bien resuelto. De hecho, hoy mismo han habido ya vuelcos de algunos prototipos. Comparado con el de Lausitz en Alemania, este circuito es mucho más exigente, tanto para pilotos como para prototipos que  en Alemania, por lo que cualquier elemento es importante si se quiere obtener un buen resultado.
 
Tras esta primer ronda, se ha probado el vehículo con el otro conductor y ahí han aparecido algunos problemas de pérdida de potencia en motor, posiblemente a un problema eléctrico. Ha sido fallos puntuales pero que requieren su comprobación de cara a la competición que se inicia mañana. Con respecto a las pruebas de las nuevas placas, éstas han producido, pero debido a la hora de los entrenamientos, la producción ha sido baja, pero dentro de los esperable. Habrá que esperar a la prueba del vehículo en las horas de máxima radiación solar para comprobar la verdadera eficiencia del vehículo.